En tiempos donde ser deportista de élite es más rentable que ser famoso, la categoría Sport cobra aún más relevancia en los festivales de publicidad. Esteban, jurado de WINA, puede dar fe de ello a partir de su experiencia en MCV Publicidad, una agencia Ecuatoriana independiente con 30 años de trayectoria, que se ha mantenido vigente, al ser pioneros, utilizando como unidad de negocio el marketing deportivo. Tal como lo expresa Esteban, se trata de un pensamiento donde, “lo principal es adelantarte a los peces grandes, no importa el tamaño de la agencia sino qué tan rápido te muevas”.

 

Samaniego ha trabajado con todo tipo de clientes, incluso, con entes gubernamentales. A partir de eso, explica que uno de los retos creativos a la hora de trabajar con campañas en el ámbito político, es que “el concepto debe partir de una estrategia fuerte, después tener una gran idea”. En el caso ecuatoriano, las campañas de este tipo, debían llegar a toda la población, la cual estaba acostumbrada a la publicidad de productos de consumo masivo como Coca-Cola o Nestlé, etc. Lo anterior, representa también un desafío para la industria publicitaria independiente a nivel mundial.

 

Este creativo también resalta la importancia de la industria publicitaria independiente, que en un inicio vio como oportunidad de negocio el área digital. Muchas de las agencias independientes ecuatorianas empezaron a incursionar en ello, lo que representó una ventaja ante su competencia. Tal como mencionó Samaniego “las transnacionales, empezaron a tercerizar ese servicio, porque no lo veían tan grande como volumen de negocio”, ahora esa oportunidad fue aprovechada y se convirtió en una ventaja que los independientes deben mantener y fortalecer.

 

Entendiendo la lógica del mercado independiente publicitario, Samaniego destaca a WINA como un festival que da visibilidad a las agencias, así mismo, les brinda la oportunidad de adquirir posicionamiento. El festival también permite a las agencias, ser juzgadas de manera imparcial, sin “…un aparataje de jurados que estén atrás nuestro tratando de favorecernos para influenciar a toda la red”, tal como explicó Esteban. Para este profesional, ser jurado en  WINA Festival, no solo se trata de juzgar, sino que es una oportunidad para aprender de los mejores creativos del mercado, en sus palabras,  “más allá de juzgar, creo que es más lo que se recibe”.

 

Autores: Ángela Maria Muñoz Gutiérrez y Karen T. Ledezma Aguirre.